Migrantes varados en la frontera mexicana renuevan la confianza